¿Qué es ASOMO?

La Asociación para el Desarrollo de las Tierras del Moncayo (ASOMO) es una asociación sin ánimo de lucro que, en la actualidad, gestiona en las Comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja el Eje 4 del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2007-2013. Anteriormente gestionó las Iniciativas Comunitarias Leader II y Leader Plus.

La Asociación se constituyó en 1994, al amparo de la Ley 191/64 de 24 de Diciembre de Asociaciones, adaptados sus Estatutos a la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo reguladora del Derecho de Asociación y normas complementarias, con capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro y con el objetivo de lograr el desarrollo integral de las Comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja.

ASOMO cuenta con una gran diversidad de socios: personas físicas y jurídicas, entidades públicas así como empresas, asociaciones y otros colectivos, que representan a todos los sectores económicos, culturales y sociales del territorio.

Ámbito de actuación

El ámbito de actuación de la Asociación son las Comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja.

Objetivos de la Asociación

  • El desarrollo integral de las Comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja, tratando de dinamizar todos los sectores socioeconómicos, fomentando las asociaciones que tengan por objeto promocionar iniciativas de índole tanto cultural, como económicas y de formación para la cualificación de los Recursos Humanos.
  • El mantenimiento y potenciación del nivel de ocupación comarcal y la adecuada utilización de los Recursos Humanos.
  • El desarrollo endógeno, por el aprovechamiento de los recursos ociosos o infrautilizados.
  • El aumento de la calidad de vida de la población.
  • La protección de los recursos financieros, económicos y humanos del territorio.
  • La potenciación de la cultura, tratando de recuperar las culturas autóctonas y sus rasgos de identidad, conservar y rehabilitar el patrimonio histórico artístico, recuperar la arquitectura popular y, en general, ordenar el hábitat rural, creando espacios e instalando equipamientos que faciliten ese desarrollo cultural.
  • La generación de una dinámica de innovación, no exclusivamente tecnológica, sino también en las áreas sociales, económicas y culturales.
  • La potenciación del autoempleo y la economía social, creando y articulando las estructuras intermedias necesarias.
  • Constituir un Centro de Desarrollo Rural con objeto de mejorar las posibilidades de desarrollo de las zonas rurales, apoyándose en iniciativas locales y bajo un enfoque integrado.